CHOOSE YOUR BIBLE VERSION

2 Samuel 12:22-23

New American Standard Bible

Chapter 12

22 And he said, 'While the child was still alive, I fasted and wept; for I said, ‘Who knows, the LORD may be gracious to me, and the child may live.’ 23 But now he has died; why should I fast? Can I bring him back again? I am going to him, but he will not return to me.'
King James Version

Chapter 12

22 And he said, While the child was yet alive, I fasted and wept: for I said, Who can tell whether GOD will be gracious to me, that the child may live? 23 But now he is dead, wherefore should I fast? can I bring him back again? I shall go to him, but he shall not return to me.
Christian Standard Bible

Chapter 12

22 He answered, "While the baby was alive, I fasted and wept because I thought, 'Who knows? The Lord may be gracious to me and let him live.' 23 But now that he is dead, why should I fast? Can I bring him back again? I'll go to him, but he will never return to me."
New Living Translation

Chapter 12

22 David replied, 'I fasted and wept while the child was alive, for I said, 'Perhaps the LORD will be gracious to me and let the child live.' 23 But why should I fast when he is dead? Can I bring him back again? I will go to him one day, but he cannot return to me.'
English Standard Version

Chapter 12

22 He said, “While the child was still alive, I fasted and wept, for I said, ‘Who knows whether the LORD will be gracious to me, that the child may live?’ 23 But now he is dead. Why should I fast? Can I bring him back again? I shall go to him, but he will not return to me.”
New International Version

Chapter 12

22 He answered, 'While the child was still alive, I fasted and wept. I thought, 'Who knows? The LORD may be gracious to me and let the child live.' 23 But now that he is dead, why should I go on fasting? Can I bring him back again? I will go to him, but he will not return to me.'
La Biblia de las Américas

Chapter 12

22 Y él respondió: Mientras el niño aún vivía, yo ayunaba y lloraba, pues me decía: “¿Quién sabe si el SEÑOR tendrá compasión de mí y el niño viva ?” 23 Pero ahora que ha muerto, ¿por qué he de ayunar? ¿Podré hacer que vuelva? Yo iré a él, pero él no volverá a mí.
Nueva Biblia de las Américas

Chapter 12

22 Y él respondió: “Mientras el niño aún vivía, yo ayunaba y lloraba, pues me decía: ‘¿Quién sabe si el SEÑOR tendrá compasión de mí y el niño viva?’ 23 Pero ahora que ha muerto, ¿por qué he de ayunar? ¿Podré hacer que vuelva? Yo iré a él, pero él no volverá a mí.”
Nueva Versión Internacional

Chapter 12

22 David respondió: ?Es verdad que cuando el niño estaba vivo yo ayunaba y lloraba, pues pensaba: “¿Quién sabe? Tal vez el SEÑOR tenga compasión de mí y permita que el niño viva”. 23 Pero, ahora que ha muerto, ¿qué razón tengo para ayunar? ¿Acaso puedo devolverle la vida? Yo iré adonde él está, aunque él ya no volverá a mí.
Reina-Valera 1960

Chapter 12

22 Y él respondió: Viviendo aún el niño, yo ayunaba y lloraba, diciendo: ¿Quién sabe si Dios tendrá compasión de mí, y vivirá el niño? 23 Mas ahora que ha muerto, ¿para qué he de ayunar? ¿Podré yo hacerle volver? Yo voy a él, mas él no volverá a mí.
Biblia del Jubileo

Chapter 12

22 Y él respondió: Viviendo aún el niño, yo ayunaba y lloraba, diciendo: ¿Quién sabe si Dios tendrá compasión de mí, por manera que viva el niño? 23 Mas ahora que ya es muerto, ¿para qué tengo de ayunar? ¿Podré yo hacerle volver? Yo voy a él, mas él no volverá a mí.